La belleza del siglo. Los Cánones femeninos en el siglo XX

La belleza del siglo. Los Cánones femeninos en el siglo XX

Estamos en un momento de la historia en donde una parte importante de las personas tiene acceso a internet y redes sociales, en donde la imagen determina gran parte de nuestro perfil real o inventado.

Son tiempos en donde la tecnología facilita plasmar, crear ficciones, documentar a personas todo el tiempo.

En este territorio la belleza es una moneda de cambio tan valiosa como el dinero mismo.

De alguna manera sentimos que la belleza es más importante que en otros tiempos, quizás debido a la sobreexposición en comparación con otras épocas históricas.

Iniciamos estas primeras etapas del siglo con Messenger, los celulares con cámara, la invención y masificación de Facebook, y actualmente la presencia fuerte de Instagram.

Todo se centra en la imagen personal, incluso las propias personas pueden llegar a ser marcas en sí, siendo la belleza femenina, lo mejor pagado.

Diferencias entre bello y belleza

Tenemos que entender que “lo bello” es una construcción social, que ha cambiado sus criterios con el paso del tiempo, y a derivado en una serie de pautas a ser cumplidas.

La belleza, a diferencia de la moda no es en sí pasajera, pero sí lo son sus cánones.

Para poder entender la lógica de estos cambios y conocer los hitos y personajes que cambiaron los estándares existe un libro para mí muy valioso: “La Belleza del siglo. Los Cánones femeninos en el siglo XX” de Editorial Gustavo Gili, en su versión en español, está construído por los relatos investigativos y documentales de Nathalie Chahine, Catherine Jazdzenwski, Marie-Pierre Lannelongue, FranCoise Mohrt, Fabienne Rousso y Francine Vormese .

Este libro recorre desde el antiguo Egipto, Grecia, China, Japón, para después situarse desde Europa como centro de los eventos que determinan los cambios de época.

Sin duda es un libro con una visión eurocéntrica, y en ese sentido es un poco anacrónico; aún así otorga hermosa información.

Por ejemplo, las referencias a los maquillajes de Cleopatra, qué colores usaba, cómo aplicaba los productos en su piel, cómo se maquillaban las cortesanas en el medioevo japonés, o los aceites que utilizaban en el renacimiento en Italia.

¿Qué nos trae este libro?

Este relato nos va adentrando en cómo se origina una moda, cómo se expande, para luego ser removida por otra tendencia estética.

Está dividido en capítulos que abarcan la belleza a través de la historia, en donde aparece información de la antigüedad y de las civilizaciones más importantes respecto a este tema.

La parte de Europa en esta sección está separada por época como, Edad Media, Renacimiento, reforma y contrarreforma, siglo XVII y el Imperio, llegando al Romanticismo.

El siguiente capítulo está dedicado a las décadas del siglo XX ,en Europa y Estados Unidos, estudiadas una a una, es la sección del texto que más información otorga, explicando desde el contexto social, cultural y económico la formación de los elementos contenidos en la idea de belleza.

Prontamente vemos cómo en este siglo la belleza y moda se entrelazan y forman una industria de envergadura mundial.

Nos cuenta de anécdotas de personajes como Max Factor, pionero en el maquillaje para cine, motivaciones de Coco Chanel para cambiar el vestuario de las mujeres, la rivalidad entre Estee Lauder y Elizabeth Arden que hace cuestionar cómo aún no hay una película sobre ello, entre mucha más información.

Continúa con un capítulo breve dedicado a la Belleza étnica, otros de productos cosméticos (que es muy entretenido), las revistas y los perfumes.

Creo que actualmente, si empezaran de cero este libro, debería tener un capítulo dedicado a las redes sociales.

Cuenta con mucho material visual, fotografías preciosas, ilustraciones de los primeros productos cosméticos a la venta, pinturas de grandes bellezas de la historia, foto documental de momentos y personajes icónicos e información que disfrutar gracias a su fácil lectura.

Compartir: