Libro de Sueños por Jorge Luis Borges

Libro de sueños Jorge Luis Borges Primera Edición

Hablar de Jorge Luis Borges puede ser un poco complicado. Primero porque da lo mismo cuanto lea de él, su obra sobrepasa mis emociones, enmudece a mis capacidades y me logra convencer por completo, todos los sentidos involucrados, de sumergirme en lo que relata, da lo mismo cuantas controversias pueda generar su persona, él como autor, me enmudece.

En segunda instancia, porque ya hay mucho dicho de él, también está lo dicho por el mismo. Además de su obra inmensurable, hay tanta información que cuesta incluso abarcarlo biográficamente.

Sin duda este escritor argentino nacido en Buenos Aires en 1899, es reconocido a nivel mundial como una de las plumas más ricas de la historia ¡y tenemos la suerte de leerlo en idioma original!

El tercer punto tiene que ver con la dificultad para hablar de la obra de Borges, porque debido a una historia de adolescencia con uno de sus libros en particular, se ha convertido en una suerte de fetiche personal.

Un poco de historia

Cuando tenía cerca de dieciséis años, salía con quién actualmente es un buen amigo, para mi cumpleaños hizo una edición hecha por él, a mano, del “Libro de Sueños” de J. L. Borges, la única compilación elaborada solamente por este autor respecto a algo, tuvo y estuvo en muchas colaboraciones en otras compilaciones, pero sólo esta fue un proyecto personal e individual.

La encuadernación de mi regalo era de cartón piedra, la tapa tenía una pintura blanca no muy prolija y sobre ella una ilustración hermosa y extrañísima a lápiz grafito. Después mi amigo me dijo que era una copia de la ilustración que aparecía en la primera edición de este libro.

De fondo se puede ver un vergel y una construcción que podría ser de colonos ingleses en la India, una mezcla de Marruecos con Latinoamérica o una Europa muy estival.

En primer plano plano se ve a un León con patas palmeadas, piel escamada, cola de pez, comiendo un pescado que casi no puede con la boca, ahí se sostiene una suerte de Garza que tiene una máscara con rasgos humanos en su pecho, la cual fuma una pipa, todo muy normal si hablamos de Borges.

La sorpresa del libro

Al abrir el libro me encontré con que mi amigo había transcrito a pulso cada palabra del libro, todo el libro tenía su letra (ahí entendí porque me entregó mi regalo de cumpleaños dos meses más tarde).

Ya no solamente era un regalo, se había transformado en una suerte de tesoro. Desde ese momento, además de leer el libro, me dediqué metódicamente a buscar la edición con esa ilustración en particular, pero no la encontré acá en Chile en ese entonces.

El “Libro de Sueños” de Jorge Luis Borges lo podemos encontrar en nuestro país por la Editorial Random House, en una encuadernación rústica y de bolsillo, lo cual es ideal para libros como éste, que son compilaciones y tiene múltiples relatos breves, y es mucho más legal que mi antigua edición.

“Libro de Sueños” reúne los relatos oníricos que el propio Borges consideró debían ser publicados, salvados, leídos, seleccionados.

Dentro de el podremos encontrar sueños que tuvo el propio autor o que él escribió, sueños que aparecen en la biblia, otros de la Eneida y la Odisea, alguno de Antonio Machado, de Platón, Kafka, Francisco de Quevedo, Nietzsche, Thornton Wilder, Plutarco, relatos populares de sueños de algunos pueblos, entre muchos otros.

Lo más exquisito de esta antología es que nos entrega los elementos con los que el propio Borges nutría su imaginación. No solo vemos su pluma, sino que vemos parte de los cimientos de su imaginario, desde donde construye su bestiario. Esta obra sin dudas nos ayuda a entender cómo el relato de otros nos conecta con nuestro interior, incluso el más profundo y simbólico.

Compartir: